ASCUA es un proyecto que nace de la unión de varios profesionales del ámbito del arte que sienten la necesidad de expresar mediante su trabajo la situación que vive actualmente la sociedad.

ASCUA tiene como principal objetivo hacer sentir al espectador una serie de sensaciones todas ellas posibles excepto una, la indiferencia.

El nombre del proyecto es una clara muestra de lo que se quiere representar. Al igual que cuando el fuego se apaga y la fiesta termina parece que todo se sume en la oscuridad, siempre queda algo, al fondo. Esas ascuas que parecen dormidas pero que son capaces de provocar un fuego potente capaz de iluminar llanuras.

Del mismo modo ASCUA pretende lo mismo. Debido a la situación actual, la sociedad está carente de ese afecto social que nos hace ser tan humanos. Todo es oscuro, todo es gris. Personas apagadas, relaciones dormidas. Pero aún ahí, en la más profunda oscuridad resurgirá el arte. El Arte y los artistas que con sus ganas, su fuerza y su pasión son capaces de iluminar las escenas más oscuras. ASCUA es luz y oscuridad, ganas frente a la adversidad y pasión por el trabajo bien hecho.

Este proyecto pretende denunciar la situación actual desde un punto de vista propio. Dar luz a los problemas actuales desde su particular visión de la sociedad y el momento actual. Pero aquí no encontraréis al culpable, esa tarea, en caso de ser de alguien, será del espectador.

Con ASCUA pretendemos abrir la puerta a futuras ideas, ya que creemos que hay otros sectores, sumidos en la oscuridad, a los que debemos dar voz y luz, mucha luz.

Dentro de este proyecto nos centraremos en el sector de la Hostelería, que dada la magnitud de este en nuestro país podemos decir que es uno de los más perjudicados. Y desde aquí nuestro más absoluto apoyo y solidaridad a todos ellos. 

¡Mucha fuerza!

En esta sesión fotográfica, el Equipo Creativo de ASCUA ha pretendido inmortalizar la situación actual que está viviendo el sector de la Hostelería.

Desde su particular visión, ponen sobre la palestra la situación que afecta a miles y miles de personas en nuestro país. Como bien hemos dicho, ASCUA no va a buscar responsables ni culpables, más bien su intención va a ser la de despertar sensaciones y quien sabe si, despertar conciencias.

En esta sesión nuestro equipo ha combinado a la perfección el juego de luces y sombras. Se han trabajado los tonos cálidos en la piel de los y las modelos que representan la fuerza del fuego. En contraposición los ambientes se presentan fríos al igual que la situación de la hostelería actual.

Actitud, Ganas, Locura, Controversia, Irreverencia, Descaro.

El objetivo de la sesión es ver más allá del problema. Ponemos el foco en otro plano. Vamos a centrarnos en el siguiente paso, vamos directamente al resurgir. Y como va a ser el espectador el único juez y verdugo de lo que va a ver a continuación es hora de zambullirnos hasta el fondo. 

¡Bienvenidos!

En la escena vemos algo tan absurdo como real. Ante la parálisis del sector, los empresari@s, desde la impotencia y la frustración deciden usar su producto y sus instalaciones para usos menos productivos ¿Pero que más da?

L@s profesionales del sector se están viendo forzados a reinventarse hasta el punto más extremo. Dura tarea la de reinventarse sin perder la esencia, dura tarea la de sobrevivir en una situación de incertidumbre constante.

Barras de bar reconvertidas en pistas de bolos, coliflores que son bolas y botellas en las que impactar y conseguir un pleno que pocas alegrías es capaz de dar.

En esta escena mostramos la situación de tantísim@s profesionales que viven de este sector y ven como peligra su futuro y su presente. 

El ahogo, el miedo, la desesperación y la incertidumbre dan paso a la derrota y, de ahí, a un trágico final.

Para nuestra protagonista la fiesta ha terminado, las luces se han apagado y el futuro se torna tan oscuro como la decisión que ha decidido tomar.

Esta escena nos muestra sin duda alguna lo que es una cruda realidad. La sensación de angustia a la que los empresari@s del sector se están viendo sometidos. Se juegan sus cabezas y sus proyectos ante lo que es una crisis para el sector sin precedentes.

Much@s de ell@s cerrarán sus proyectos. Otr@s en cambio se jugarán todo lo que tienen, hasta sus cabezas con la esperanza y la fe de que esto cambie pero siendo conscientes de lo complicado y delicada de la situación.

Al mismo tiempo quedan expuestos a dirigentes y grandes corporaciones, convertidos en comensales, quienes con sus decisiones tienen el control casi total de la situación. 

¿Se acabarán comiendo esas cabezas convertidas en plato principal?

Esta escena nos muestra una de las caras más crudas para el hosteler@. Hablamos de la congelación del negocio, la impotencia del parar y no avanzar. Medidas sanitarias que se toman sin tiempo ni margen de acción prudente y que conlleva al desperdicio de gran parte del producto perecedero.

Al mismo tiempo profesionales, proveedor@s y colaborador@s se quedan congelad@s y pasan a formar parte de todo ese producto perecedero, pendientes de un hilo con la incertidumbre de una futura apertura.

En este escenario observamos otro de los grandes afectados por esta situación, el comensal. Los client@s que día tras día y semana tras semana llenan de vida locales, bares, restaurantes y terrazas donde desconectan de su día a día dispuestos a vivir experiencias tan llenas de vida.

A nuestro protagonista la locura le ha invadido. Obligado a cortar de raíz todo tipo de relaciones sociales no le queda más remedio que improvisar escenarios adulterados en la oscuridad del vacío salón. Las distendidas conversaciones se convierten en perturbados monólogos. 

Acompañado únicamente por seres inertes ahoga sus penas en alcohol añorando las risas de amigos y familiares.

EQUIPO CREATIVO

Idea original: @sandragarcia.makeup

Maquillaje y dirección: @sandragarcia.makeup

Dirección de peluquería: @emede_project

Dirección de fotografía, fotógrafo y revelado: @germanenriquezfotovideo

Dirección de fotografía, edición y post producción: @tina_lalelilolu

Patrocinador: @bodegasarraez

Colaborador: @fumiferro